El poder de los pensamientos y las palabras

 

Yo uso la palabra “poder” porque es realmente potente lo que se puede lograr solo con pensamientos o con palabras expresadas. Me gustaría saber, ¿te has dado cuenta de lo que logras diciendo “gracias”?

¿Alguna vez le has dicho te odio a alguien? ¿Has dicho te amo? O ¿te lo han dicho a ti? ¿Cómo resuenan dentro de ti cada una de estas palabras en esos momentos? Si te permites sentirlo te darás cuenta del efecto real de cada uno de las palabras que te dicen y que te dices a ti mismo.

Recuerda el daño o la bendición que puedes hacer con una sola palabra. Si la dices es difícil retirarla; y, por lo tanto, tienes que saber y aceptar todas las consecuencias que van con ella. Por eso siempre es mejor pensar y reflexionar bien antes de decir algo y no arrepentirte y terminar hiriendo a alguien por el simple impulso de hablar desde la rabia o desde el miedo.

Exactamente esto pasa cuando nos hablamos a nosotros mismos. Esto quiere decir que todo lo que pensamos y nos decimos tiene consecuencias importantes en nosotros. Si te dices que estás gordo o por el contrario te dices lo guapa que estás, tu día y tu ánimo serán totalmente opuestos por el simple hecho de haber tenido un pensamiento sano y cuidadoso contigo.

Puedes hacer la prueba, tomando conciencia….

Si un día te levantas y te dices puras cosas feas, todas las quejas que tienes de ti mismo, lo que no te gusta de tu forma de ser ni de tu físico… puedes aprovechar esa situación para tomar conciencia de como vives ese momento en el que te estás hablando así de feo a ti mismo y cuéntame que tal te va en el resto de tu día, en tu trabajo y en tus relaciones.

Al día siguiente has todo lo contrario, piensa en todas las cosas que te gustan de ti (si no encuentras ninguna, piensa en lo que te diría la persona que más te ama en este mundo) y has el mismo ejercicio, y siente como va ese día….

¿Notaste alguna diferencia? ¿Esos pensamientos que parecen algo tan pequeño han tenido consecuencias en el resto de tus ámbitos como el trabajo o tus relaciones? Estoy segura que sí, ya que de ellos depende nuestro ánimo general.

Hay unos experimentos muy interesantes que me gustaría recalcar aquí y son los de Masaru Emoto. El nos demuestra en su experimento con agua, el poder que tienen las palabras y como afectan éstas a la estructura y las moléculas del agua. Otorgándole palabra, positiva o negativa como por ejemplo, amor y odio, se ve como los cristales del agua toman formas totalmente distintas. Te recomiendo que lo veas, este es uno de los enlaces donde puedes encontrar un video suyo: https://www.youtube.com/watch?v=01gYfRr4boI

Nuestro cuerpo que está mayoritariamente compuesto de agua tiene una reacción según lo que le decimos. El punto esencial de las teorías de Emoto consiste en que “El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua y ésta cambia a mejor. Si el agua lo hace, nosotros que somos 70-80% agua deberíamos comportarnos igual.” Así que recuerda, piensa cosas bonitas de ti, porque tu cuerpo lo recibe y se convierte en lo que le dices que es.

Para terminar quiero dejarte ejemplo de unas afirmaciones que puedes usar en tu día a día. Recuerda que el cerebro se puede reprogramar, y al cambiarle las creencias automáticas que tiene, vas creando nuevas conexiones neuronales que se verán favorecidas en tu día a día.

Yo conozco y asumo el poder de las palabras”

Me amo como soy”

Me acepto tal y como soy”

Soy feliz”

Me gusta como soy”

Disfruto de la vida”

Gracias y un abrazo infinito.

Artículo extraído del blog de la psicóloga Daniela Brugués: http://danielabrugues.com/blog

5 Pautas para pasar unas Navidades inolvidables

Todos somos conscientes que cuando empieza la campaña de Navidad, sea principalmente por la publicidad, los centros comerciales, los anuncios en televisión, los familiares o las cenas de empresa, entramos en una vorágine de presiones sociales y familiares.

Por tanto es recomendable tomarse este período del año como una oportunidad para establecer unas prioridades y valorar lo realmente importante.

Os recomendamos las siguientes sugerencias para estas Navidades:

1.- Expectativas realistas:

Durante estos días los medios de comunicación nos venden una “Navidad ideal” en la que la felicidad, las sonrisas y el buen ambiente con nuestros seres queridos son lo que nos va a suceder.

Muchas veces esta realidad es imaginaria, ya que podemos tener conflictos familiares sin resolver, algún pariente no nos cae bien, no tenemos suficiente presupuesto para regalos…

Por lo que lo más recomendable, es asumir las limitaciones que podemos tener, que no somos afines a todos los familiares, que ese rato que pasemos con ellos, intentar ser lo más agradables posibles y evitar conflictos.

2.- La Navidad un buen momento para hacer un balance positivo del año:

Los días de Navidad son perfectos para hacer balance, eso sí un balance positivo. Piensa en todo lo bueno que te ha ocurrido en el último año, las oportunidades que has tenido, lo que has aprendido, la gente nueva que has conocido. Reafirma tus metas, sueños e ilusiones y llénate de energía positiva.

3.- Disfruta de los pequeños momentos

Durante los días de Navidad, puedes ir acumulando pequeños momentos con las personas que más quieres. Igual la sobremesa de una comida familiar, un café con un amigo que solo os veis por estás fechas.

No te centres en aquellos pensamientos que te agobian o que te provocan agotamientos o estrés. céntrate en los momentos que realmente te hacen sentir bien. Aprovecha estas fechas para hacer las cosas que te gustan: un viaje, ir a la peluquería, etc.

4.- Busca la empatía que hay en tí

Una vez más…la eterna empatía, tan necesaria siempre. En este caso, en plena Navidad familiar, es básica. Si eres capaz de entender los motivos de los demás, e incluso ponerte en su lugar, seguro que esta época te será mucho más llevadera y, quien sabe, igual hasta disfrutas. En este sentido, de alguna manera, si consigues conectar con los sentimientos de aquellas personas que las disfrutan, es más fácil que tú también termines haciéndolo.

5.- No saques temas peliagudos

Finalmente, una pauta muy importante, durante una reunión en familia, donde todo el mundo se conoce bien, sabemos que hay temas que pueden provocar malestar. Así que especialmente en Navidad, ¿por qué sacarlos a relucir?. Seguro que no es el momento de incomodar a nadie.

En nuestro próximo desayuno Coffeewoman el sábado 15 de diciembre hablaremos con la coach Susana Serna sobre la Navidad. Os podéis apuntar al desayuno en el siguiente enlace: http://www.uolala.com/evento/desayuno-coffeewoman-una-navidad-diferente-131020

Celebración del 25N Dia Internacional para la eliminación de la violencia hacia las mujeres

El sábado 24 de noviembre visitamos el evento organizado por la Asociación Hèlia Dones, Mujeres Pa’alante y Descabellades Teatre en la antigua Modelo de Barcelona.

Se organizaron varios actos y talleres en commemoración al 25 de Noviembre Dia Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las mujeres.

Participamos en el taller de de Empoderarse con tus fortalezas impartido por Pilar Cases, experta en Gestión emocional.

Por la tarde pudimos asistir a la ruta guiada por las actrices de Descabellades Teatre que hicieron por varios recintos de la Modelo, en la que sus actrices representaron y recitaron poemas relacionados con la violencia de género.

Durante todo el dia hubieron varios actos como: Cuenta cuentos, clase abierta de Danza oriental y por la tarde la lectura del Manifesto del 25 de Noviembre.

Webs de interés:

Associació Hèlia Dones: http://heliadones.org/es/

Asociación Mujeres Pa’alante: http://www.mujerespalante.org/

¿Es Posible Aumentar La Inteligencia? ¡Entrena Tu Cerebro!

El Cociente Intelectual es la puntuación que resulta de algunos pruebas estandarizadas que evalúan la capacidad de inteligencia humana. Pero ¿es el CI un número fijo e invariable como nuestra fecha de nacimiento? o ¿se puede cambiar con el tiempo? Sí, se puede cambiar para mejor. Así como entrenar en un gimnasio mejora tu forma física y tu salud, el entrenamiento mental puede hacer maravillas por tu inteligencia..

Te presentamos 6 formas inteligentes para desarrollar tus aptitudes mentales y mejorar tu CI.

1. Céntrate en la Respiración
Se ha demostrado que un nivel de oxígeno bajo en la sangre conduce a una disminución en la función cerebral. Debido a que las respiraciones profundas envían más oxígeno a la sangre y al cerebro.

Catherine M. Cox estudió, en su obra “Rasgos mentales tempranos de 300 genios”, los hábitos de 300 genios como Newton, Einstein y Jefferson. Encontró todos eran propietarios de un diario. Parece que usaron sus diarios como extensión del cerebros. Mediante sus anotaciones en diarios fueron capaces de refinar y desarrollar sus ideas.

2. Escribir tus pensamientos, ideas y teorías tiene un poder tremendo para ayudarte a resolver fácilmente problemas, mantenerte enfocado, pensar lógicamente y organizar tus ideas. metas.

3. Construye Puzles y Resuelve Juegos Mentales.
Cuando participas en juegos estratégicos y competitivos como los crucigramas​, sudokus, o el scrabble (construcción de palabras) tu pensamiento cognitivo toma delantera. Ciertos juegos como el ajedrez y el solitario agudizan tu mente y proporcionan un gran impulso al rendimiento de las células de memoria

4- Una manera de mantener tu cerebro más nítido a largo plazo es el ayuno.
Las personas que ayunan a menudo notan que su cuerpo se reinicia; ríos de nueva energía circulan por el cuerpo como una especie de reacción para aliviar el dolor del hambre. Lo mismo sucede con tu cerebro, lo que le permite pensar con más claridad que antes.
¿Cómo realizo el ayuno?Si tiene poca o ninguna experiencia de ayuno, lo importante es que no reduzcas drásticamente la cantidad de comida consumida. Comienza poco a poco, por ejemplo saltándote una comida al día durante 2 semanas. No recomendamos comer menos de una comida por día –

5. Reta a tu Mente.
Estar atrapado en la rutina te priva de uno de tus mayores activos mentales: la capacidad de prosperar ante el desafío de una situación nueva. Hacer cosas nuevas fuerza a tu mente a tomar decisiones nuevas y diferentes, probando tus capacidades mentales al máximo. ¡Sal de la rutina! :
1. Visitar una parte de su ciudad que nunca ha estado o explorado mucho antes.
2. Aprenda 10 frases en un nuevo idioma.
3. Escucha un género de música que no has probado antes. ¿Qué pasa con el jazz, el blues o el clásico?
4. Plante algunas flores en su jardín.
5. Aprenda a cocinar un plato nuevo.
6. Mira una película clásica que no has visto antes
7. Invite a algunos amigos para una barbacoa.
8. Visite la biblioteca local y pida prestados algunos libros de fin de semana.
9. Saluda a un vecino con el que normalmente no hablas.
10. Investigue información sobre un país diferente en Internet.

6. No dependas de Dispositivos y Máquinas

En la llamada “era de la información” resulta muy tentador buscar siempre las respuestas en nuestras computadoras o teléfonos inteligentes. Sin embargo, cuando la respuesta es algo que fácilmente podrías averiguar por ti mismo, debes abstenerte de pedir ayuda a una máquina. Mejora tu pensamiento lógico y equilibrio mental con la aritmética y resolviendo otros rompecabezas por ti mismo. Tu mente te dará las gracias por el ejercicio adicional.

Autora: Susana Martínez Rossell

Empoderamiento: No depende del puesto

 

 

La palabra empoderamiento (empowerment) ha sido una constante en los programas y políticas de atención a las mujeres. Dicho término ha sido utilizado en muchas ramas, y se entiende a grandes rasgos, como la confianza en sí mismo y en sus capacidades para salir hacer frente a las adversidades.

En el feminismo se usa por primera vez en 1985, por la asociación “Mujeres por un Desarrollo Alternativo para una Nueva Era”1 como el “proceso por el cual las mujeres acceden al control de los recursos y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos”, para luego ser reconocido por organismos internacionaciones de proteccion de derechos humanos.

Hay que ser muy claros que se trata del reconocimiento del empoderamiento femenino, en reacción a la subordinación historica del género, y no de un otorgamiento. Es decir, las mujeres han sido, son y pueden ser empoderadas con independencia de que así lo digan organismos internacionales, no obstante lo anterior, con esto se busca hacerlo evidente a todos los Estados y todas las personas, para que en sus Consituciones y políticas públicas se remuevan las trabas que impidan la equidad entre géneros.

¿Quiénes son las mujeres empoderadas?

Mujeres empoderadas, son todas aquellas que confían en sus capacidades para desarrollarse en el campo que prefieran, a pesar de las adversidades, que configuran día a día su plan de vida y la realidad social con su acción, ejerciendo efectivamente todos sus derechos y libertades.

La mujer empoderada, no es un elemento objetivo cuantificable en riqueza, puesto o grados económicos, es una cualidad subjetiva, el saberse capaz y actuar. Dicho de otro modo, la mujer empoderada no es solo aquella en traje sastre con un puesto muy alto, mujer empoderada es la mujer libre de tomar sus propias decisiones.

La palabra empoderamiento (empowerment) ha sido una constante en los programas y políticas de atención a las mujeres. Dicho término ha sido utilizado en muchas ramas, y se entiende a grandes rasgos, como la confianza en sí mismo y en sus capacidades para salir hacer frente a las adversidades.

En el feminismo se usa por primera vez en 1985, por la asociación “Mujeres por un Desarrollo Alternativo para una Nueva Era”1 como el “proceso por el cual las mujeres acceden al control de los recursos y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos”, para luego ser reconocido por organismos internacionaciones de proteccion de derechos humanos.

Hay que ser muy claros que se trata del reconocimiento del empoderamiento femenino, en reacción a la subordinación historica del género, y no de un otorgamiento. Es decir, las mujeres han sido, son y pueden ser empoderadas con independencia de que así lo digan organismos internacionales, no obstante lo anterior, con esto se busca hacerlo evidente a todos los Estados y todas las personas, para que en sus Consituciones y políticas públicas se remuevan las trabas que impidan la equidad entre géneros.

¿Quiénes son las mujeres empoderadas?

Mujeres empoderadas, son todas aquellas que confían en sus capacidades para desarrollarse en el campo que prefieran, a pesar de las adversidades, que configuran día a día su plan de vida y la realidad social con su acción, ejerciendo efectivamente todos sus derechos y libertades.

La mujer empoderada, no es un elemento objetivo cuantificable en riqueza, puesto o grados económicos, es una cualidad subjetiva, el saberse capaz y actuar. Dicho de otro modo, la mujer empoderada no es solo aquella en traje sastre con un puesto muy alto, mujer empoderada es la mujer libre de tomar sus propias decisiones.

Autora: Paulina Montserrat, abogada

Nuestra imagen personal

La mayoría hemos oído alguna vez: “Una imagen vale mas que mil palabras”, que nuestra apariencia es “la carta de presentación” con la que damos una imagen o impresión de nuestra persona y probablemente esta primera sensación suele persistir en la opinión que se hacen los demás. Pues bien, es cierto, como también lo es que puede condicionar la manera en que se desarrollará las relaciones futuras, es a lo que se le denomina: Efecto Halo, esa especie de fogonazo visual que emitimos, está estrechamente relacionado no solo con el tipo de ropa o maquillaje que utilicemos, si no también con la verdadera visión que tenemos de nosotras mismas.

 Esta imagen se proyecta al exterior tanto en la elección de la indumentaria como en nuestras expresiones faciales, posturas y todo aquello que revela como sentimos que somos, lo cual nos da una enorme señal, de que para dar la impresión adecuada, ante todo debemos conectar realmente con nuestra esencia que a su vez, nos permitirá ver todas las opciones y potenciales inexplorados hasta el momento.

Esta conexión aporta la conciencia acertada para proyectarnos física y emocionalmente como deseamos y, actúa como el escudo que nos impide imitar los mencionados “cánones de belleza” que poco o nada tienen que ver con la realidad y con nuestra naturaleza, haciendo peligrar la identidad de nuestra personalidad e incluso hasta nuestra salud.

El cuidado estético, los estilos, colores , nuestra visión y la de los demás, alinear lo que somos con lo que mostramos y sacar todo lo que poseemos de forma original, son solo algunos de los ingredientes que debemos tener en cuenta para lograr una imagen en sintonía y equilibrio .
La realidad es que aunque somos hermosas tanto acabadas de levantar o arregladas de gala no es menos cierto que el cuidado de la imagen es muy importante, ya que hará que se obtenga un estilo propio, una personalidad y un comportamiento que actúen como distintivo en una sociedad donde el cuidado y la proyección que alcanza nuestro valor estético es muy importante para nuestro desarrollo personal.

Es de mencionar que una imagen poco cuidada , exagerada o lejana a nuestra voluntad de expresión no sólo afecta a nivel social también tiene efectos negativos sobre nuestra autoestima y estado de ánimo.
Lo más alentador en cuanto a todo lo mencionado es que contar con una imagen ajustada a nuestra persona y adecuada a contextos , no es algo innato; se trata de una habilidad que se aprende y esta al alcance de todas .

En nuestro próximo taller gratuito, aquí la invitación donde se dará información y consejos para lograrlo, el miércoles 5 de abril a las 19h en Kubik Barcelona, para las entradas: http://www.uolala.com/charla/conoces-el-poder-de-tu-imagen-personal-118536

Sororidad: algo más que “hermandad entre mujeres”

mujeres1

Últimamente estamos hablando mucho sobre la palabra “sororidad”, que proviene del latín: soror, que significa hermana. Este término que en su origen, se denomina como “hermandad” entre mujeres, proviene de los Estados Unidos en los años 70, en los inicios del movimiento feminista la escritora Kate Millet acuñó esta palabra en inglés: “Sisterhood” (hermandad) con el fin de recoger una idea por la que luchaba como activista: conseguir una unión social entre mujeres sin que existieran diferencias de clases, religiones o etnias.

Pero fue la antropóloga Marcela Lagarde quien afinó un poco más el concepto de sororidad para hablar de una amistad entre mujeres que se convierten en cómplices para trabajar juntas. Un compromiso para conseguir logros sociales y derechos de igualdad para la mujer, luchando unidas, como “hermanas” y “amigas”.

Podría parecer innecesario usar sororidad para decir que las mujeres están hermanadas y una podría preguntarse ¿por qué no simplemente usar sencillamente la palabra hermandad?

 Lo que sucede es que se trata más bien de un término reivindicativo, con un significado ético y político que a hermandad le falta.

Cómo estamos viendo los últimos años cada vez más el movimiento feminista está tomando más fuerza y como el pasado 8 de marzo, millones de mujeres de todo el mundo salieron a la calle para reivindicar sus derechos y conseguir una sociedad más justa e igualitaria.

A las mujeres no nos educaron con los valores de la amistad sino más bien para competir entre nosotras. Por eso ahora tenemos que andar explicando qué es la sororidad”, dice Malena Pichot, actriz y feminista argentina.

Las creencias limitantes

bd89278290de7e040cf99506

Las creencias limitantes son una percepción de la realidad basada en nuestra experiencia que no nos permite desarrollar todo nuestro potencial o conseguir nuestros objetivos.

Son algo que no es cierto realmente pero nuestra mente se lo cree y lo hace propio como si verdaderamente esas creencias fueran reales.

Las primeras creencias se fundamentan en el período de la infancia y del primer aprendizaje, por lo que las figuras paterna y materna y en extensión la familia tienen una influencia muy importante en la forma que tendrá de pensar ese niño de adulto.

Por ejemplo: “Es que soy malo en matemáticas”, es una falsa creencia, te podrías preguntar: ¿Cuántos años hace que no hago un examen de matemáticas?

Pero a lo largo de toda nuestra vida vamos adquiriendo nuevas creencias, hay que recordar que no son verdades o hechos demostrables científicamente, sino pensamientos relacionados con ideas o sentimientos que tomamos como ciertos, ya sea por miedo, fe, confianza…, es una verdad que nosotros hemos construido.

Las creencias tienen un valor extraordinario que es el condicionamiento, es decir, las creencias dirigen nuestros pensamientos y por tanto, tienen la capacidad de condicionarnos.

Por tanto, una creencia limitante puede bloquearnos y no permitirnos llevar a cabo acciones que son lógicas.

Pero ese condicionamiento también puede potenciarlos de forma positiva para llevar a cabo acciones aunque parezcan retos imposibles.

Aquí os dejamos un ejemplo de creencias limitantes que nos enseñan a las mujeres en la infancia.

https://youtu.be/neVg_uiqeuw

Para aprender más sobre las creencias limitantes y como cambiarlas no os perdáis nuestro próximo desayuno Coffeewoman del sábado 24 de febrero.

Entradas: http://www.uolala.com/quedada/desayuno-coffeewoman-las-creencias-limitantes-116699

Sí, todos deberíamos ser feministas

dior

We should all be feminists. Este es el lema de la nueva camiseta con la que la marca Dior ha puesto el feminismo de moda, literal y figuradamente. La diseñadora ha explicado que el lema lo tomó prestado del título de una charla TED que dio la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Achidie en 2013 y que posteriormente se convirtió en un pequeño ensayo cuyo contenido es, en mi opinión, sobresaliente y fundamental (de hecho Suecia decidió el año pasado que todos los jóvenes de 16 años recibirían un ejemplar gratuito).

Pero puede que algunos os preguntéis ¿porque todos deberíamos ser feministas?. Ciertamente, es más probable que la mayoría de gente se plantee esta cuestión en vez de ¿porque no deberíamos ser todos feministas?. Y es que muchísimas personas no saben qué es el feminismo y en todo caso de entrada tienden a considerarlo algo malo. Es aún más evidente si pones en el buscador de Google ser feminista, lo que aparece automáticamente es ser feminista es maloseguido de un ser feminista que significa.

La verdad es que el término feminismo ha sido -y sigue siendo muchas veces- mal definido y fácilmente malinterpretado. Cuantas veces habréis escuchado que feminismo es lo opuesto a machismo, es decir, que defiende que las mujeres son superiores a los hombres, que están por encima de ellos. Típico pero no por ello cierto, si buscamos en el diccionario, veremos que el homólogo del término machismo es hembrismo y no feminismo.

Así que, porque no mejor empezamos por aclarar qué es el feminismo, y así luego podemos debatir sobre él.

Aunque existen precedentes feministas antes del siglo XVIII, podemos establecer que como dice Amelia Valcárcel el feminismo es un hijo no querido de la Ilustración. La lucha por conseguir unos derechos mínimos durante la Revolución Francesa culmina con la elaboración de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Sin embargo, muchas mujeres ven como esta lucha no ha conseguido mejorar su situación (al no incluirse explícitamente sus derechos y libertades en la declaración sino únicamente los de los hombres). Por eso, en 1791, la filósofa política francesa Olympe de Gouges reclama a través de su Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana dichos derechos para el género femenino.

A partir de entonces ya no hay vuelta atrás, se ha creado un movimiento de mujeres que se han hecho conscientes de que merecen el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que hasta entonces se creían reservados para los hombres. El punto de vista masculino ya no es el único válido, ni el hombre el baremo a partir del cual medir todas las cosas y entorno al cual deba girar todo lo demás.

El feminismo es una corriente de pensamiento político y social que lucha y defiende la misma libertad para las mujeres que para los hombres; que intenta garantizar una equidad real entre ambos géneros -hablo de equidad y no de igualdad-, que reconoce igual dignidad en un hombre que en una mujer; que alenta a las mujeres a tomar sus propias decisiones sin ser juzgadas al considerar la voluntad de ellas igual de importante que la de ellos. Por eso el feminismo es también una práctica social así como una ética y una forma de estar en el mundo.

No se trata de excluir a los hombres, todo lo contrario. Cuantos más hombres se unan al colectivo y a la lucha más rápido se producirá el cambio necesario en la sociedad que hará que no haya necesidad de luchar.

Para todos aquellos que os interese saber más sobre el feminismo me gustaría recomendaros Feminismo para principiantes de Nuria Varela, un libro que resulta muy accesible e idóneo para los que no conozcáis mucho sobre el tema.

Autora: Elisabet Roselló, abogada

Foto: El Pais

Gestión financiera y desigualdad de género

fotomoney

¿Cuantas personas tienen cultura financiera? No lo sé, pero sí se que hoy en día la educación financiera se ha convertido en una necesidad. En una sociedad cuyo sistema está basado en el consumo, en la que prácticamente todo tiene un precio, resulta fundamental tener unos conocimientos y una experiencia acerca de cómo podemos y, debemos, administrar nuestro capital.

Es evidente que la mayoría de personas no quieren tener problemas económicos. De hecho, es todo lo contrario, consideran que cuanta más libertad financiera puedan conseguir menos preocupaciones tendrán y más independencia conseguirán. No obstante, en la escuela no te educan financieramente. Grave error. Puede que tengas suerte y te eduquen en el ámbito familiar pero, por lo general, seguirá habiendo muchos jóvenes que consumirán sin saber gestionar su dinero.

La cultura financiera debe formar parte de nuestra educación, ¿Cómo planifico mis finanzas? ¿Cómo gestiono el patrimonio que tengo? ¿Cómo elaboro un presupuesto? ¿Que es un activo y un pasivo? ¿Cuanto dinero debo guardar en el fondo de emergencia? Estas y otras preguntas nos surgirán a todos.

Si al principio del artículo me surge la pregunta acerca de cuantas personas conocen bien el mundo de las finanzas personales, lo siguiente que me planteo es ¿y en concreto, cuantas mujeres tienen cultura financiera?

Actualmente, cada vez hay más mujeres que trabajan para poder tener su propio dinero, poder gestionarlo como ellas consideren mejor haciéndose cargo de su riqueza, escogiendo una vida en la que sean libres e independientes económicamente de cualquier otra persona. Sin embargo, el coste de la vida es cada más elevado y el salario cada vez más bajo -y para las mujeres aún más-. La última Encuesta de Estructura Nacional que ha publicado el INE (Instituto Nacional de Estadística) cifra la brecha salarial entre hombres y mujeres en el 13,3%. Otros estudios, como el de la OIT, la eleva hasta el 17%, o hasta el 24% en el caso de un informe de UGT con datos del INE. Según el informe realizado por la UGT: La igualdad salarial, un objetivo pendiente, de los casi dos millones de trabajadores españoles que cobran como máximo 645 euros brutos mensuales un 67% son mujeres. No quiero entrar en analizar cuáles son todos los factores que subyacen a estas circunstancias pero sí me gustaría resaltar dos causas que me sirven para remarcar la importancia de la educación financiera de las mujeres.

La primera de ellas constituye uno de los mayores impedimentos que tienen las mujeres -por supuesto también es impedimento para el género masculino pero en menor medida-, el tiempo. Es patente la dificultad que plantea conciliar el hecho de ser madre y criar una familia con las obligaciones laborales, de hecho, es muy común que muchas mujeres dejen sus trabajos para dedicarse por completo a las responsabilidades de criar a un hijo o, si más no, que decidan optar por una jornada parcial para así poder tener tiempo para sus obligaciones familiares.

A esto debemos sumarle -y esta es la segunda causa- el hecho de que las mujeres solo podemos ascender hasta cierto punto en el escalafón corporativo. Debido a la existente desigualdad entre hombres y mujeres que ha habido siempre en el mercado de trabajo a una mujer normalmente se la limita en cuanto a la cantidad de ingresos que puede generar.

Los estudios demuestran que mujeres con la misma educación y experiencia que sus contrapartes masculinas reciben menos dinero que ellos.

Porque vivimos en dicho contexto es que la educación financiera deviene un asunto de mayor relevancia para nosotras, animaros a conocer y aprender más sobre el mundo de las finanzas personales, así podréis ser completamente dueñas de vuestro dinero y de vuestras vidas.

Autora: Elisabet Rosselló, abogada.