El poder de la mirada

11026291155_6b4040aafb_o

 

El poder de la mirada

En 1951 Albert Mehrabian psicólogo profesor emérito en la Universidad de UCLA (Estados Unidos) descubrió los siguientes datos,  estudiando las actitudes y sentimientos que la comunicación humana estaba formada por:

  • 7% información son palabras
  • 38% de la comunicación es la voz: entonación, resonancia y tono.
  • 55% esta formado por lenguaje corporal: gestos, posturas, movimiento de los ojos, respiración, etc.

A partir de este datos, vemos la importancia que tiene la comunicación no verbal, de la que la mirada es una parte muy importante, nadie nos puede negar el poder de una mirada, en todos los sentidos, bien es sabido de frases como: “Se lo comía con los ojos” o “Si las miradas matasen”.

El hecho de mirarnos es la primera señal de reconocimiento entre los seres humanos, también nos da la información de si nos gusta alguien o si gustamos a alguien.

Hay diferencias entre los hombres y mujeres y entre ellas destacamos el de la percepción visual, las mujeres tenemos más facilidad para reconocer las señales de la comunicación no verbal y, en referencia a las miradas, la mujer tiene más cantidad de células cónicas en la retina. También poseen una visión periférica más amplia que los hombres. A raíz de las tareas del hogar que debía realizar la mujer desde nuestros ancestros, como protectora familiar, nuestra estructura cerebral tiene un ángulo de visión clara de al menos el 45º por cada lado y por encima y por debajo de la nariz. Por lo que podemos afirmar que algunas mujeres poseen una visión periférica de casi 180º.

Los ojos del hombre suelen ser más grandes y su cerebro los ha configurado para un tipo de «visión túnel» a larga distancia por lo que puede visualizar precisa y claramente todo cuanto está enfrente suyo, aunque esté muy retirado, cual par de binóculos, su campo de visión es más limitado. En su tarea de cazador, el hombre necesitaba un tipo de visión que le permitiese identificar un blanco a gran distancia y perseguirlo con la vista.

Por tanto, si queremos que un hombre que nos gusta nos vea, o bien que el dependiente

de unos grandes almacenes de se cuenta de que estamos allí, hemos de ponernos cerca de él, de su campo visual, ya que el suyo es más reducido comparado con el de la mujer, sobre todo el lateral. La mujeres tiene un buen campo de visión de los laterales y el hombre no.

Muchas veces pensamos que no le gustamos a un hombre, o el dependiente de los grandes almacenes no nos ve, pero la realidad y aunque puede ser la razón menos obvia es que “no se hayan percatado de nuestra existencia”. ¿Por qué? Pues por lo que hemos comentado anteriormente, no nos han visto.

Para el flirteo tenemos que:

  • Mirar al hombre 3 segundos y girarnos, repetir la acción un par de veces, acompañado con una bonita sonrisa.

  • Si el hombre nos ha visto y es recíproco a la mirada y a la sonrisa: “bingo”.

  • Si no, nos ha visto aún, puede ser por que está muy distraído o bien por que pasa de nosotras directamente, pues entonces, a otra cosa mariposa.

En nuestro próximos desayunos en la playa de Coffeewoman, los sábados 5 y 19 de septiembre hablaremos sobre la importancia de la comunicación no verbal, la autoestima femenina, la igualdad de género, relaciones interpersonales, habilidades sociales y seducción.

.

About the author: coffeewoman

Has one comment to “El poder de la mirada”

You can leave a reply or Trackback this post.

  1. Maris Rosa Joda Pascusl - 25 agosto, 2015 at 3:33 pm Reply

    Dicen que las mujeres a partir de cierta edad somos invisibles.En algunos casos vistas desde los ojos de los hombres, puedo enterderlo, pues hay mucha garrula suelta.
    En la mayoria de los casos, creo q gustamos a los hombres, incluso aunque tengamos cierta edad.
    El problema es de ellos, sienten inseguridad , miedo, timidez , complejo etc…
    Esa actitud se debe q aunque no les guste, hemos crecido psiquica y fisicamente, con todo lo que conlleva un crecimiento personal de esa indole.
    No se como nos ven, pero sienten panico.
    Os lo digo por experiencia, no me tacheis de narcisista, pero yo gusto a los hombres y ellos me gustan a mi, lo noto en sus MIRADAS, GESTOS, ACCIONES.
    Que les pasa amigas a los hombres??? les gustamos y no se acercan!!!
    Eso puede ser el debate o estudio para otra ocasion.

Leave a Reply

Your email address will not be published.