La fórmula mágica para tener suerte

four-leaf-clover-997398_1280

Hace mucho tiempo, alguien me dijo que, si encontraba algún día un trébol de cuatro hojas, mi vida cambiaría totalmente porque habría encontrado la clave de la felicidad. Porque ese trébol me daría suerte.

Muchas personas se pasan media vida buscando ese trébol y la otra mitad sintiéndose desgraciadas por no haberlo encontrado. Olvidan que, lo que nos empeñamos en llamar suerte y dejamos en manos del azar y fuera de nuestro control, en realidad está dentro de cada una de nosotras. Dentro de ti. Son tus actitudes y las metas que te fijas, los caminos que sigues para conseguirlas y sobre todo, ser consciente de tus posibilidades siendo realista contigo misma, lo que hará que alcances la suerte. Y esa suerte no es más que un objetivo. El que tú misma te hayas marcado.

Mi abuela, sabia como todas las abuelas, siempre decía que se recoge lo que se siembra. Si siembras sonrisas, recibirás optimismo. Sembrando optimismo, recoges actitudes positivas que te ayudarán a resolver los problemas y a salvar los obstáculos que encuentras en el camino.

¿Significa eso que no creo en la suerte? No. La suerte existe, sin duda. Existe al levantarte por la mañana con ilusión pensando en los retos que te esperan. Existe cuando ante la adversidad, no pierdes la sonrisa. Existe cuando enfocas tus tareas diarias con optimismo. Existe cuando te enfrentas a tus miedos. Existe cuando das sin esperar nada a cambio. Así que, sí. Pienso que la suerte existe. Que es algo así como las meigas, que haberlas “hay las”.

Ahora bien, si eres una de esas personas que espera la suerte en forma de lotería, cómodamente sentada en tu sofá, sin duda, tendrás que seguir buscando ese trébol. O rodearte de símbolos que, según las supersticiones populares, atraigan la buena suerte: tener una pata de conejo, una figurita de elefante con la trompa hacia arriba, no tener peceras en casa, tocar madera para alejar la mala suerte …

¿Tienes entonces que esforzarte para tener suerte? Sí y…no. Si lo que haces te ilusiona, te motiva y te llena de energía, ¿dirías que eso constituye un esfuerzo para ti? Si tienes que esforzarte por hacerlo, entonces no es diferente de lo que tienes que hacer cada día si tienes un trabajo estresante y que no te motiva.

Si esa es tu situación y crees que no puedes hacer nada para remediarlo, tengo que decirte que estás equivocada. Tú creas tu realidad. ¿Cómo? Sabiendo qué te impide hacerlo. Descubriendo cuáles son esas creencias que tienes y que te están limitando. Reconociendo a tus saboteadores. Aprendiendo a gestionar tus emociones. Y, sobre todo, queriendo protagonizar tu vida. Siendo consciente de dónde estás y adónde quieres llegar. Recuerda que un pequeño cambio puede hacer que todo cambie a tu alrededor. Un pequeño cambio, puede atraer la suerte a tu vida. Ser esa fórmula mágica que buscas.

¡Tener la vida que quieres, sólo depende de ti!

Autora del artículo: Salva Soler, psicóloga mentor&coach, Salva se incorpora al equipo de colaboradores de Coffeewoman.

Nos dará una charlas sobre gestión emocional el próximo 20 de abril en Barcelona

Web Salva Contreras: http://coachingenfocate.es/

About the author: coffeewoman

Leave a Reply

Your email address will not be published.