La sexóloga Núria Jorba presenta: «Sexo gourmet», un libro para vivir la sexualidad de una forma más creativa

P325308.jpgUna botella que podría ser de Moët & Chandon, una chimenea que calienta la estancia, rosas y dos pies desnudos sobre una alfombra roja. Son los restos de la pasión, que cuando se diluye solo deja dos copas de champagne por la mitad y algunos pétalos durmiendo en el suelo.

También es la portada de «Sexo gourmet» (Editorial DeBolsillo), el libro que acaba de publicar la sexóloga Núria Jorba, con el que pretende romper los tabúes que muchas personas tienen al hablar de sexo. «Me di cuenta de que a muchos de mis pacientes les costaba hablar de su sexualidad, así que decidí comparar el sexo con la comida, para hacerlo todo mucho más fácil», explica esta especialista.

A diferencia de otros libros de sexología, Jorba ha querido ser realista: «En las librerías encuentras libros donde todo es ideal: hotel, velitas…La realidad, por el contrario, es tener hijos y mil cosas en la cabeza. Por tanto, era cuestión de preguntarse qué es posible y qué es idealizado», aclara. En ese ejercicio de sinceridad, Jorba no titubea al señalar que, en una pareja, una vida sexual plena tiene un «sesenta o setenta por ciento de importancia para que todo funcione». Un dato que, aunque pueda parecer exagerado, en algunas personas puede llegar «al ochenta por cien». Y eso que, a juicio de esta especialista, nuestra sociedad tiene «muy despreocupada la sexualidad». «Nos dejamos llevar al inicio y luego nos acostumbramos a comer lo mismo y de la misma manera», añade, continuando con el símil gastronómico. Aunque matiza: «Muchos exageran la importancia. Si el resto no funciona, no hay nada que hacer. Es un pilar más como lo son la convivencia, las familias de uno y de otro, el tener una estabilidad económica…».

Mejor el «low cost»
Sexo gourmet no se traduce como una guía de sexo para ricos; de hecho, la sexóloga aclara que «el “low cost” es mejor que tener dinero» porque obliga a «explotar más la imaginación». «En lugar de poder comprarnos el último lubricante con sabor a chocolate, tener que recurrir al que se vende para hacer fondue puede ser más divertido», comenta entre risas. Y resuelve: «Un picoteo divertido, mejor que un restaurante carísimo».

Respecto al universo que rodea a la pareja, Jorba se queda con laTeoría Triangular del Amor, desarrollada por el psicólogo estadounidense Robert J. Sternberg. Esta plantea los tres componentes clave de este sentimiento: intimidad, pasión y compromiso. «Lo complicado no es conseguirlos sino mantenerlos», aclara. Y es que la pasión dura «entre seis meses y un año», la intimidad «aparece sola pero a los tres años se va eliminando» y el compromiso «es lo que puede mantenerse durante más tiempo». Una radiografía que augura un futuro sentimental (y sexual) a priori complicado y quizá por ello la importancia de este libro y sus consejos. Centrando el tema en asuntos de cama, la sexóloga matiza que mantener la pasión del principio «es muy difícil». «Se pasa a un nivel de complicidad, te conoces y la persona que está a tu lado te apoya y te quiere; con ella puedes probar más cosas y hablar más de este tema», resume. En este aspecto, la evolución es clara: «De la pasión y la fogosidad se pasa a la complicidad y la calidad». Siempre manteniendo la atracción física, claro: «Si no te gusta la piña, yo no te puedo obligar a que comas piña». El futuro parece ser un análisis cuidado de los ingredientes. Barato no siempre significa tirarse a las ofertas.