Tres consejos para superar una crisis personal

Una crisis personal es un hecho que nos dirige hacia cambios importantes en nuestra vida. Pasar por este fenómeno vital es natural y forma parte del transcurso de la vida, pero cuando no logramos superarla puede desenvocar en un trastorno de adaptación.

Existen dos tipos de crisis:

– La crisis situacional que surgen por causas que no esperábamos y repentinas, que significan un cambio para el cual no estamos preparadas, como podría ser la llegada de una enfermedad, un divorcio, la pérdida del trabajo, un cambio de piso, etc

– La crisis vital evolutiva: la cual está vinculada con las diferentes etapas de la vida, son cambios que podemos intuir y que nos plantean nuevos retos. Las crisis más comunes son: la adolescencia, la mitad de la vida (la crisis de los 40 o 50 años) y la de la terdera edad, aunque no todo el mundo vive estos cambios vitales como crisis.

Cuando aparece algún tipo de las dos crisis, éstas conllevan un concepto emocional muy grande, lo cual merma nuestras capacidades para resolver las dificultades que nos encontramos a lo largo de la vida. Puede ser que en esta fase, las habilidades de respuesta a situaciones se vean minímazadas y muchos de nuestros hábitos se desequilibran. Lo cual nos lleva a cierto grado de desestabilidad emocional, impotencia y la impresión que no se controla en la vida.

¿Cómo superar una crisis personal?

Pasar por una crisi puede ser una oportunidad para conocer otras partes de la persona que desconocía, también le permite crecer y convertirse en un individuo más resiliente, es decir, la capacidad de superar una situación difícil.

1.- Pedir ayuda: pasar por una crisis no significa tener un trastorno en sí, pero si la persona ve que le cuesta mucho superarla, es recomendable pedir ayuda profesional, como podría ser un psicólogo, que nos dará herramientas para superar esta situación y potenciará nuestros puntos fuertes.

2.- Para superar una crisis es importante conocer las cinco emociones que la forman:

  • El miedo: es una emoción regulada por la parte más primaria del cerebro ubicada en la amígdala cerebral, la cual se activa cuando detecta algún tipo de amenaza o hecho inesperado que desestabiliza el equilibrio vital, cómo podría ser perder el trabajo, una separación, etc.

  • La rabia: surge al inicio de la crisis, por que la persona se pregunta por que le ocurre ésto a ella, es totalmente norma que aparezca esta emoción, puede seguirse por una fase de negación y de incomprensión. Hasta que lleguemos a la aceptación de la nueva etapa vital, pero para ello tenemos que superar el enfado que conlleva esta fase.

  • Resistencia al cambio: además del enfado y la impotencia, aparece la idea que no se va a poder cambiar nada de lo que está sucediento. Por ejemplo: si nos ha dejado nuestra pareja, ya nunca más me volveré a enamorar. Estas ideas son recurrentes al inicio de la crisis. Lo ideal es no aferrarse a estos sentimientos y falsas creencias que aparecen en esta etapa.

  • La vergüenza: en este momento la persona prefiere estar sola, no ver a nadie, es un período de reflexíón que nos permite ver hacia donde dirigir nuestra vida. Durante un tiempo limitado es sano practicar este recogimiento, ayuda a reordenar pensamientos e ideas, pero es recomendable que cuando la persona no cronifique este período y vuelva a la normalidad y a la apertura emocional hacia los demás lo antes posible.

  • Dolor emocional o angustia: forma parte del proceso vital evolutivo la aparición de etapas de sufrimiento, aunque nos parezca algo injusto, es algo inevitable que según en que momentos transitemos por esta inestabilidad emocional. Sin embargo, dejar que todos estos estados fluyan poco a poco nos va a permitir afrontar el sufrimiento y buscar nuevas soluciones al conflicto vital.

3.- Practicar hábitos saludables: una dieta equilibrada, dormir ocho horas, practicar deporte, socializar con nuestro entorno, hacer meditación, conocer gente nueva y hacer actividades que no habíamos hecho nunca, igual por falta de tiempo (ya que antes estábamos en pareja) o de ganas.

Aquí podeis ver a Terry Mclean, coach y actor, nos cuenta su historia personal de como superó su crisis, Un testimonio muy inspirador.

About the author: coffeewoman

Leave a Reply

Your email address will not be published.